México, a 8 de noviembre de 2022: Casi dos horas pasaron hasta que las autoridades del Colegio Williams en la Ciudad de

México notificaron a los padres de Abner Leonel que el pequeño de seis años de edad había fallecido durante su clase de natación, denunciaron sus padres Juan Leonardo y Marlene Selene.

En entrevista con medios, familiares del niño acusaron de negligencia a los profesores que presuntamente observaron el incidente, pues la versión presentada por el colegio y la asentada en el acta de defunción se contraponen.

Lorena, tía de Abner Leonel, declaró que en el comunicado emitido por la institución no se especifica la causa de la muerte de Abner, ni su identidad. Además, hasta el momento, ni el director, ni profesores han ofrecido apoyo a la familia en la resolución del caso, por lo que los acusan de encubrimiento.

"Si mi hijo está muerto ¿por qué siguen con las clases normales?, ¿por qué no les importa la vida de un niño? Si ellos no fueron los culpables, ¿por qué no hemos recibido apoyo?", denunció entre lágrimas Juan Leonardo.

La tarde de este martes, familiares y compañeros de clases del pequeño velarán su cuerpo en una capilla ubicada al sur de la Ciudad de México en espera de que la Fiscalía gire órdenes de aprehensión en contra de quien resulte responsable por el delito.
"Abner ya estaba muerto cuando fue rescatado por su maestra"

Abner ya se encontraba muerto en el fondo de la alberca para cuando su maestra de español saltó al agua con el objetivo de salvarle la vida. Aunque los docentes sí intentaron reanimarlo, la versión de sus compañeros de clase señala que su amigo ya no respiraba cuando su cuerpo fue rescatado.

Al ver que se hundía, los menores de edad hicieron señas y pidieron a gritos ayuda a los profesores, quienes tardaron en responder. Abner, le jaló el pelo a una de sus amigas en un intento de mantenerse a flote, pero a pesar de que era un buen nadador, no pudo evitar su muerte.

Según la versión de los pequeños testigos, narrada a Lorena Álvarez, tía paterna de Abner y a sus padres como prueba para esclarecer el caso, Abner no fue rescatado con vida de la superficie de la piscina tal y como el Colegio Williams lo sostiene.

"Mi sobrino sabía nadar perfectamente. Algunas clases antes se quejó, dijo que ya no quería asistir a la clase porque no se sentía seguro y es que los maestros los descuidaban, los dejaban pasar mucho rato solos en el agua", aseguró.

Aunque Abner sufría de un padecimiento cardiaco, su médico de cabecera lo revisaba cada mes y le autorizó realizar actividades físicas con normalidad. "Nos quieren decir que se murió de un infarto, cuando nosotros les entregamos todos los días a mi niño sano", insistió su papá.

Pese a los intentos del colegio por defender su versión de los hechos, la necropsia determinó que la causa de muerte del niño es asfixia por sumersión, factor que confirma a los familiares de Abner la historia de los testigos.

Follow Us on Social

Most Read