RÍO DE JANEIRO Científicos brasileños lograron aislar y cultivar en un laboratorio el coronavirus SARS-CoV-2, que será distribuido

 ahora para grupos de investigación y laboratorios para ampliar la capacidad de realizar pruebas y diagnósticos sobre la enfermedad, saber cómo es y cómo se propaga.

El descubrimiento lo hicieron científicos del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo (ICB-USP), gracias a los dos primeros pacientes brasileños diagnosticados con el coronavirus, informó hoy el diario Folha de Sao Paulo.

"La disponibilización de las muestras de estos virus cultivados en células permitirá a los laboratorios clínicos tener controles positivos para validar las pruebas de diagnóstico, para asegurar que realmente funcionen", explicó el profesor de la ICB-USP Edison Luiz Durigon, coordinador del proyecto.

Según Durigon, la falta de las muestras del virus para ser usadas como controles positivos era uno de los factores que limitaba el diagnóstico del coronavirus en Brasil.

"Los virus que conseguimos cultivar en laboratorio podrán ser usados en un kit para diagnóstico que el Ministerio de Salud distribuirá para los laboratorios centrales de la salud pública en todo el país. Con esto, todos los estados estarán aptos para realizar el diagnóstico", agregó Durigon.

Los virus serán distribuidos para los laboratorios clínicos inactivados, es decir, sin capacidad de infectar células, en temperatura ambiente. Los virus importados hasta ahora tenían que ser transportados bajo refrigeración, en hielo seco, lo que encarece los costes.

Los laboratorios clínicos recibirán alícuotas con cerca de 1 mililitro del virus inactivado. El ácido nucleico de estas muestras será extraído y usado como control positivo en un examen basado en la técnica conocida como RT-PCR, que permite amplificar el genoma del virus en una muestra clínica, aumentando en millones el número de copias del genoma del coronavirus.

"El PCR permite hacer diagnósticos en hasta cuatro horas, pero todavía son pocos los laboratorios en el país que tienen el equipamiento disponible", agregó el doctor.

Para superar la limitación, los investigadores también pretenden desarrollar otras pruebas de diagnóstico basados en otras técnicas más accesibles, como el análisis por imunfloresencia, método que permite visualizar antígenos en una muestra con tintes fluorescentes.

"Si conseguimos validar un test de este tipo específico para el coronavirus, sería posible que otros laboratorios y hospitales que no tienen el equipamiento para el examen por RT-PCR también hagan el diagnóstico", concluyó Durigon.

Follow Us on Social

Most Read