El envío de dinero de un país a otro por lo general ocurre a través de transferencias realizadas por trabajadores extranjeros a sus países de origen.

Estas son una fuente crucial de ingresos para muchas familias en todo el mundo y, sin embargo, el proceso para enviar y recibir dinero a través de las fronteras suele ser lento, costoso y obsoleto. Ahí es donde entra Balam.
Balam es una startup que está trabajando para humanizar el mercado de pagos internacionales creando una solución de bajo costo que habilita a cualquiera a enviar y recibir dinero de un país a otro, de forma inmediata. Esta nueva solución regresa a la gente el poder de decidir sobre su propio dinero; cómo y cuándo enviar y recibir dinero desde el extranjero. En otras palabras, Balam está haciendo que sea más fácil y asequible para las personas realizar este proceso.
La urgencia de cambiar el mercado de envío de dinero transfronterizo
El sistema actual para enviar y recibir dinero a través de las fronteras es lento, costoso y, a menudo, poco confiable. Según el Banco Mundial, el costo de enviar dinero de un país a otro puede llegar a ser un 8,5% sobre el total del monto enviado, para ponerlo en perspectiva; esto equivale a pagar hasta 1 mes de salario cada año en comisiones y costos escondidos. Además de eso, el tiempo de envío de dinero puede rondar las 72 horas. Pero con Balam, las transacciones se procesan inmediatamente a solo una fracción del costo.
"Visualizamos un mundo donde Javier (un cliente) no tiene que perder 3 horas en una fila de espera para enviar dinero cada 15 días. O María sintiéndose insegura cada vez que intenta retirar su dinero de un banco o tienda de conveniencia".
Balam utiliza tecnología de punta para hacer que los pagos internacionales sean más rápidos, más baratos y más convenientes que nunca. La plataforma cuenta con el respaldo de Konfront, empresa mexicana de tecnología que tiene más de 5 millones de usuarios en 20 países. Gracias a esta alianza, Balam ha agilizado el proceso de envío y recepción de dinero en el exterior. Esto significa que las transacciones se pueden completar en cuestión de segundos, a una fracción del costo de los métodos tradicionales.
Un equipo de veteranos de la industria de pagos y exitosos emprendedores seriales fundaron Balam a principios de 2021. La empresa se basa en la premisa de que las personas deben tener control sobre su propio dinero, independientemente de su ubicación geográfica. Por eso, el equipo se propuso crear un producto que facilita a las personas enviar y recibir fondos a nivel internacional, sin estar sujetos a altas tarifas o largos tiempos de espera.
Balam está ganando terreno rápidamente tanto en EE. UU. como en México teniendo planes de expansión a otros países de América Latina en el futuro cercano. Recientemente obtuvo acceso a $100,000 USD de fondeo inicial al ingresar al programa de aceleramiento de Rockstart, uno de las principales aceleradoras de startups en LATAM. El programa brinda acceso a más de 120 fondos de inversión y más de 100 mentores de algunas de las empresas más importantes del ecosistema. El dinero recaudado se utilizará para ayudar a Balam a expandir su equipo y continuar desarrollando su producto. Con la nueva financiación, Balam está bien posicionado para convertirse en un jugador líder en el espacio de transferencia de dinero basado en criptomonedas.
Balam está causando sensación en el mercado de los pagos internacionales con su innovadora solución que devuelve a las personas el control de su propio dinero. Con su tecnología de punta, costos bajos y tiempos de transacción casi inmediatos, Balam está en camino de convertirse en la plataforma de referencia para enviar y recibir dinero desde el extranjero en LATAM.

Follow Us on Social

Most Read