El mercado de la moda masculina está creciendo a un ritmo mayor que su contraparte femenina, aproximadamente 20% más, especialmente en el segmento de lujo.

Muestra de ello es que los hombres en cada compra suelen gastar 25% más que en la ocasión anterior.
De acuerdo con estimaciones de Euromonitor Internacional, en los siguientes cuatro años el mercado de la moda masculina va a seguir avanzando más que el femenino, con lo cual podría incluso superarlo. Es decir, que para el 2026 superaría los 547,900 millones de dólares en el mundo.
En México las marcas han sido testigo de esta evolución en el mercado y buscan alternativas para aprovechar el cambio de paradigma que se está dando a nivel global y en el país. Muestra de ello es la colaboración que se ha dado entre la mexicana Prada y el diseñador Galo Bertín, quienes se juntaron para la creación de una colección cápsula en ocasión del 25 aniversario de Prada y los 10 años de trayectoria de Galo Bertín.
A esto se suma la inversión que hacen las marcas para sumar nuevos puntos de venta como el que recientemente inauguró Prada, firma mexicana con calzado de confección española, en el centro comercial Mítikah, ubicado en Coyoacán en la Ciudad de México. “El mercado de la Ciudad de México es de suma importancia para nosotros. Representa el 42% de todas las ventas de la marca, y con esta apertura el objetivo es reforzar este mercado que crece cada vez más”, comenta Katherine Torres, gerente de mercadotecnia de Prada.
La marca cuenta con 28 puntos de venta en todo el país, 11 de ellos distribuidos en el Área Metropolitana de la Ciudad de México. Si bien el 40% de los hombres prefiere adquirir su ropa a través de páginas web y redes sociales, tal y como indica una encuesta de Business Insider Intelligence, en el segmento de lujo sigue siendo muy valorizada la atención personalizada.
“Aunque en estos últimos dos años las ventas online han ganado cuota de mercado en todo el mundo, la importancia de la tienda física sigue creciendo y las marcas estamos innovando para que la compra presencial sea toda una experiencia”, agrega Torres.
El mercado de la moda masculina busca ser aprovechado cada vez más por las empresas no sólo con la creación de nuevos espacios de venta, sino también con colecciones exclusivas y más atrevidas.
Galo Bertín considera que la apertura por parte del mercado masculino es tal que no sólo se refleja en lo que gastan los clientes, sino también en las prendas que se adquieren en la actualidad. “Hace diez años utilizar una prenda rosa era poco común, hoy las prendas que más vendemos son las más agresivas. Antes nuestros colores de venta principal eran los colores básicos, blanco, gris, azul, negro; y aunque siguen siendo de los más vendidos, creo que los hombres empiezan a buscar prendas que tal vez no sabían que podían usar”, sostiene el diseñador.
Esto ha incrementado el volumen y gasto destinado por los hombres al momento de surtir sus guardarropas. “El mercado de la moda masculina es una gran oportunidad de negocio en todos los niveles socioeconómicos. Lo que hemos visto en la evolución en el mercado es que si un cliente compra X cantidad en pesos, para la siguiente ocasión su ticket de compra va a crecer en promedio hasta 25%”, indica Bertín.
Al hablar del gasto por prenda también ha habido una evolución importante, especialmente en el segmento de lujo. Usualmente los hombres comienzan con piezas básicas como playeras con precios que oscilan los mil pesos, para luego ir evolucionando hasta zapatos que superen los 5 mil pesos o trajes hechos a la medida de más de 16 mil pesos.
A pesar de la caída que representó la pandemia para todos los sectores, el mercado de bienes de lujo, ya se ha recuperado casi el mismo nivel del 2019. De acuerdo con estimaciones de la consultora Bain & Company, sólo se encuentra 11% por debajo del nivel que tenía hace tres años. Mientras que la rentabilidad de las marcas de lujo pasó de 12% en el 2020 a 21% al cierre del año pasado.
La estimación que prevé la consultora para el siguiente lustro es que las ventas en el segmento de bienes de lujo sigan creciendo a una tasa promedio entre 6% y 8%, dentro del cual la moda masculina tiene una perspectiva aún, gracias a que los hombres cada día destinan más al cuidado de su apariencia.

Follow Us on Social

Most Read