EEUU, 04 de agosto de 2021.- Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) modificaron sus guías para recomendar una vez más que incluso las personas vacunadas comiencen a usar mascarillas en el interior en

 áreas del país con una alta y considerable propagación del coronavirus. La clave de su decisión fue un estudio que demuestra que las personas totalmente vacunadas pueden seguir transmitiendo la variante delta.

Al mismo tiempo, Disney, Netflix, Google, Walmart y el gobierno federal anunciaron planes para implementar algún tipo de requisito de vacunación para los empleados que se reincorporen al trabajo en persona.

¿Es seguro que las personas vacunadas vuelvan al trabajo si se aplican los requisitos de vacunación? ¿Y si no lo están? ¿Es suficiente el uso de mascarillas, y qué pasa si otros a su alrededor no están vacunados y no usan mascarillas? ¿Qué pasa con los trabajadores que tienen hijos demasiado pequeños para ser vacunados?

Para ayudarnos a navegar por estos tiempos inciertos, acudimos a la Dra. Leana Wen, analista médica de CNN. Wen es médico de urgencias y profesora invitada de política y gestión sanitaria en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington. También es autora de un nuevo libro, "Lifelines: A Doctor's Journey in the Fight for Public Health".

CNN: Sabemos que pueden producirse infecciones posvacunación. ¿De qué sirve que las vacunas sean obligatorias si los vacunados también pueden contagiar el covid-19?

Dra. Leana Wen: Los requisitos de vacunación ayudarán a que los lugares de trabajo sean mucho más seguros para todos. Este es el motivo: hay muchos malentendidos sobre lo que muestran los nuevos datos de los CDC. La agencia descubrió que las personas vacunadas infectadas con covid-19 pueden ser portadoras de la misma cantidad de virus que las que no están vacunadas y tienen covid-19.

Sin embargo, la posibilidad de contraer realmente covid-19 se reduce en gran medida si estás vacunado. Según el Dr. Anthony Fauci, se estima que el riesgo de contraer el coronavirus es ocho veces menor si estás vacunado que si no lo estás, y se estima que el riesgo de padecer una enfermedad lo suficientemente grave como para causar la hospitalización y la muerte es 25 veces menor, lo cual es realmente notable.

Dicho de otro modo, si tengo que pasar tiempo en un espacio cerrado, bajo techo, con alguien, la posibilidad de que esa persona tenga el coronavirus y pueda infectarme es aproximadamente ocho veces menor si está vacunada. Por eso tienen sentido los requisitos de vacunación en el trabajo. Esto reduce drásticamente la posibilidad de que tus compañeros de trabajo se infecten. Y como tú también estás vacunado, tu posibilidad de contagiarte de covid-19 a través de ellos también se reduce aproximadamente ocho veces con respecto a si no estuvieras vacunado.

¿Es posible que alguien tenga el coronavirus y que tú lo contraigas de él? Sí. Cuanto mayor sea la tasa de transmisión del coronavirus en tu comunidad, más probable será que alguien tenga covid-19, aunque esté vacunado. Sin embargo, es mucho más seguro compartir espacio con personas cuando todos están totalmente vacunados.

CNN: ¿Qué pasa si el lugar de trabajo permite a la gente optar por no vacunarse si se hace pruebas?

Wen: Depende de la frecuencia de las pruebas. Las pruebas no son una estrategia que evite que alguien contraiga el covid-19. Sin embargo, si las pruebas son frecuentes, podrían detectar rápidamente las infecciones y evitar que esa persona las propague. Me sentiría más cómoda con pruebas dos veces a la semana que con pruebas semanales. Tanto la prueba de antígeno como la de PCR deberían estar bien, siempre que estén autorizadas por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, en español).

Si se hacen pruebas con menos frecuencia, creo que se entra en una situación de falsa seguridad. El hecho de que alguien haya tenido un resultado negativo hace una semana no significa que no haya podido contraer el coronavirus desde entonces. Y si no están vacunados, tienen más posibilidades de contraer el covid-19 y, por tanto, de contagiarlo.

CNN: ¿Deberían los lugares de trabajo exigir tanto la vacunación como el uso de mascarillas?

Wen: Esta es una pregunta interesante, y una que los CDC no ha considerado realmente. En este momento, los CDC dicen que el uso de mascarillas en el interior debe producirse en áreas de alta o sustancial transmisión de covid-19, y no dicen que si todo el mundo está vacunado, las mascarillas ya no son necesarias.

Creo que esto es un error. El riesgo de que las personas vacunadas transmitan a otras personas vacunadas es bajo. En algún momento, tenemos que aceptar que no vamos a conseguir un riesgo cero. Los lugares de trabajo tienen que proteger a sus empleados, y la exigencia de una vacuna es un muy buen nivel de protección. Si un lugar de trabajo tiene realmente un mandato de vacunación con prueba de vacunación, creo que podrían hacer que el uso de la mascarilla fuera opcional en lugar de obligatorio.

Dicho esto, algunos individuos pueden elegir ser más cuidadosos en el trabajo. Eso también es completamente comprensible. Espero que los lugares de trabajo permitan hacer adaptaciones. Por ejemplo, puede haber algunas personas que estén inmunodeprimidas. Puede que no quieran sentarse en una sala de conferencias abarrotada con compañeros sin mascarilla, pero vacunados, porque incluso un pequeño riesgo para ellos es demasiado. Espero que los empleadores permitan a estos empleados trabajar desde casa, o estar en un espacio físico separado y llamar a reuniones virtuales. Por supuesto, no todos los lugares de trabajo pueden hacer estas adaptaciones de forma razonable, y esta es una vez más la razón por la que los requisitos de vacunación son tan importantes. Reducen sustancialmente el riesgo.

CNN: ¿Qué pasa si un lugar de trabajo no exige vacunas? ¿Es suficiente el uso de la mascarilla? ¿O qué pasa con los lugares que no exigen ninguna?

Wen: Un lugar de trabajo que no requiera vacunas, pero que siga cumpliendo con un estricto uso de mascarillas y distanciamiento, y que tenga una buena ventilación, también es bastante seguro. Añadir las pruebas además de eso será una capa adicional de protección muy útil. La calidad de la mascarilla es importante: en estas situaciones, la gente debería llevar al menos una mascarilla quirúrgica de tres capas. Y es importante que todo el mundo use la mascarilla de forma sistemática, no colgando del cuello, sino cubriendo completamente la nariz y la boca.

Si el lugar de trabajo no exige vacunas ni mascarillas, y sabes que estás rodeado de personas sin mascarilla que probablemente no estén vacunadas, esa es una situación mucho más arriesgada para ti. Piensa que sigues estando bien protegido contra las enfermedades graves, pero dependiendo de la tasa de infección en la comunidad que te rodea, podrías correr el riesgo de una infección posvacunación.

Intenta tomar medidas para protegerte. Usa una mascarilla N95 o KN95 cuando estés cerca de estas personas sin mascarilla y con un estado de vacunación desconocido. Procura mantenerte alejado de ellos y, si es posible, pide permiso para sentarte en un espacio separado. Abre la ventana y la puerta para aumentar el flujo de aire. Aléjate de las zonas de reunión concurridas, como las salas de descanso y las cafeterías. Ten en cuenta que el riesgo es acumulativo. Cuantas más personas estén expuestas, mayor será el riesgo.

También puedes ver si otros empleados se sienten como tú. Cada vez son más los centros de trabajo que imponen la obligación de vacunarse, o al menos de someterse a una prueba. Es posible que en tu lugar de trabajo los que quieren estos mandatos sean mayoría. Sus voces deben ser escuchadas y podrían marcar la diferencia.

CNN: ¿Cuál es tu recomendación para los padres de niños pequeños o personas que viven en casa con miembros de la familia inmunodeprimidos? ¿Deben intentar seguir trabajando desde casa?

Wen: Esto es realmente difícil. Mucha gente se encuentra en esta situación en la que quizá no nos preocupe tanto una infección posvacunación para nosotros, porque lo más probable es que sea leve, pero nos preocupa mucho ser potencialmente un portador que pueda infectar a aquellos con los que vivimos.

Tomar precauciones en el trabajo es importante. La exigencia de la vacuna me haría sentir mucho más segura. Me sentiría cómoda yendo a trabajar, y sin llevar mascarilla, si todos los que me rodean garantizan que están totalmente vacunados. Probablemente seguiría intentando mantenerme alejada de los entornos de mayor riesgo, como las salas de conferencias estrechas y mal ventiladas en las que hay docenas de personas sentadas hombro con hombro durante horas.

Si no estoy convencida de que las personas que me rodean están vacunadas, me aseguraría de llevar una mascarilla de alta calidad cuando estuviera cerca de ellas en interiores. Otras personas serán aún más precavidas. Alguien que vive en casa con un padre anciano que toma medicamentos inmunosupresores puede querer seguir las directrices de los CDC al pie de la letra y llevar una mascarilla aunque sepa que todos los que están a su alrededor están vacunados.

Otros pueden elegir trabajar en casa si es una opción disponible para ellos. Todos tenemos diferente tolerancia al riesgo, y espero que las empresas intenten hacer ajustes razonables para las situaciones de vida de las personas.

Este es un momento muy confuso para todos. Parece que Estados Unidos ha dado un paso atrás en nuestra lucha contra la pandemia, y así ha sido. La variante delta ha vuelto a cambiar las cosas. Tenemos que seguir estando atentos, reevaluar nuestro propio riesgo y el de nuestra familia, y tener en cuenta que la vacunación sigue siendo clave para protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

Follow Us on Social

Most Read