España, 25 de septiembre 2022.- Impulsado por Cruz Roja y con el objetivo de combatir la soledad que muchas personas

sienten; TE ACOMPAÑA es un multicanal gratuito que ofrecerá información, orientación y sobre todo, acompañamiento para todos aquellos que lo necesiten

La nueva iniciativa impulsada por Cruz Roja nace de la creciente cantidad registrada de personas que viven o se sientes solas. Concretamente, y según cifras de la Encuesta Continua de Hogares, 2020 (INE), cerca de 5 millones de personas viven solas, de las que más de 2,1 millones son mayores de 65 años. De ellas, el 70,9 % son mujeres frente al 29,1 % que son hombres.

“La soledad no deseada es un sentimiento doloroso, sostenido en el tiempo, que está provocado por una falta de relación con otras personas y una desvinculación con el entorno. Hablamos de una soledad que duele. Las personas sienten que no pueden compartir sus vivencias con nadie o no tienen a quién acudir cuando lo necesitan”, explica Antoni Bruel i Carreras, Coordinador general de Cruz Roja Española.

Este sentimiento es una cuestión que cada vez afecta a más gente, no solo a personas mayores como se suele pensar. La soledad también afecta a niños, jóvenes y adultos; es una sensación que no está relacionada ni con la edad ni con el género de la persona.

Tampoco lo está con el hecho de vivir solo o sola, puedes vivir solo y estar bien o por el contrario, vivir acompañado, estar rodeado de gente y sin embargo, seguir sintiéndote solo.

¿Qué es TE ACOMPAÑA?

Por todas estas razones, Cruz Roja decidió crear TE ACOMPAÑA, financiado por el IMSERSO. Se trata de un servicio que pretende combatir la soledad y el sentimiento de aislamiento, ofreciendo apoyo, comunicación, consejos y ayuda para cualquier persona en el momento que lo necesite. El objetivo es que las personas que se sienten así vuelvan a relacionarse, reduzcan su sentimiento de soledad, y puedan mejorar su calidad de vida.

TE ACOMPAÑA ofrecerá distintas vías posibles que permitirán a las personas ponerse en contacto con voluntarios especializados, que son los que se encargarán de este servicio. Se podrá acceder al mismo a través del teléfono gratuito 900 444 111, el chat interno de la web de TE ACOMPAÑA, o las redes sociales de Twitter, Facebook e Instagram. El horario disponible será de lunes a viernes de 10 a 18 horas.

A partir de ahí, el grupo de voluntarios ofrecerá la ayuda pertinente dependiendo del caso, ya que se darán servicios personalizados y confidenciales.
¿A quién está dirigido?

El nuevo proyecto está dirigido a perfiles de personas mayores, migrantes, jóvenes o mujeres en dificultad social que se sienten solas y necesitan restaurar sus conexiones sociales, entre otros.

Olga Díaz Escalona, subdirectora del Área de conocimiento de Inclusión Social de Cruz Roja Española, explica que hay factores que en muchas ocasiones incrementan ese sentimiento de soledad, como la pobreza, el desempleo, los problemas de vivienda, de salud, las pérdidas o los conflictos familiares…

“También sabemos que la soledad puede tener graves consecuencias para las personas socialmente aisladas, con impactos a nivel físico, psicológico y social: incrementa la morbilidad, disminuye la satisfacción vital y predispone a sufrir alteraciones en la salud física y mental”, añade Díaz Escalona.

Por otro lado, todas las consecuencias originadas por la pandemia de la Covid-19, también han propiciado ese crecimiento del sentimiento de soledad y aislamiento social. Una encuesta realizada por Cruz Roja sobre el impacto de la pandemia en las personas atendidas desde el Plan Cruz Roja RESPONDE frente al COVID-19, recogió que el 23 % de las personas atendidas afirmaban sentirse solas siempre o la mayor parte del tiempo.

Depresión sonriente: ¿aparentas estar bien cuando no es así?

La depresión sonriente es uno de los tipos de depresión más frecuentes en la actualidad. Básicamente, este término hace referencia a los síntomas que padece cualquier persona con depresión, pero además, en este caso se añade el hecho de que las personas que la padecen lo intentan ocultar con afán.

El trabajo de la UOC, publicado en el Journal of Neurology, revelaba que la fatiga en los pacientes que han superado la covid estaría relacionada con padecer ansiedad, depresión y apatía. Además, un estudio publicado en The Lancet, también confirma que los casos de depresión mayor han aumentado un 28% desde la pandemia.

Por otro lado, la profesora colaboradora del máster universitario de Psicopedagogía de la UOC, Vanesa Rodríguez Pousada, explica que el hecho de que las personas que padecen este trastorno se esfuercen en ocultar su malestar se traduce en una mayor dificultad para detectarlo, lo que incrementa el número de casos que todavía no se han diagnosticado.

¿Por qué se oculta este malestar?

Normalmente, las personas que padecen este tipo de depresión no son conscientes de lo que les pasa, o si lo son, se autoengañan porque no quieren aceptarlo. En la mayoría de casos, piensan que su obligación es ser feliz y que no pueden permitirse estar mal.

“Actualmente, vivimos en una sociedad en la que ser feliz es un imperativo”, afirma Rodríguez Pousada.

En cuanto al tipo de personas más proclives a padecer depresión sonriente, no hay un perfil concreto, ya que de ello dependen diversos factores. No obstante, las personas que se autoexigen un alto grado de perfección, tienen más probabilidades de experimentar este tipo de depresión, ya que no van a tolerar sentirse mal y no poder evitarlo.

No siempre se puede estar bien

Estar bien o no, no siempre depende de uno mismo. A nuestro alrededor suceden una infinidad de cosas que nos afectan en mayor o menor medida, y que la mayor parte de las veces no podemos controlar.

Permitirse experimentar malestar es un ejercicio que se debería empezar a aprender. Las circunstancias que nos rodean no solo dependen de nosotros, si no que implican muchos más aspectos, y es por ello que no hay que minusvalorar nuestras circunstancias personales ni las de nadie.

Respecto a la prevalencia a la hora de sufrir este tipo de depresión, suelen predominar los hombres, puesto que es a los que más se les ha privado de sus emociones. “Si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad de signo heteropatriarcal, donde la demostración del mundo emocional y de las propias debilidades se encuentra más estigmatizada en los hombres, los estereotipos masculinos podrían intervenir como un factor de vulnerabilidad en el caso de la depresión sonriente para esta población”, comenta la profesora colaboradora de la UOC.

El papel que juega la sociedad

El hecho de vivir en una sociedad en la que se impone una “dictadura de la felicidad“, es el motivo principal por el que tantas personas se sienten mal consigo mismas y se culpabilizan cuando experimentan un cuadro de depresión.

Como explica la experta, “al hecho de padecer una depresión se le sumaría la culpa por sufrirla, asumiendo que nosotros mismos somos los responsables, y, en una doble vuelta de tuerca, se pasaría de la depresión a la culpa, y de la culpa a la vergüenza”.

La depresión es percibida por estos pacientes como una debilidad al no poder manejarla ni controlarla. Como resultado, ocultan sus emociones y aparentan felicidad de cara a los demás, de ahí el nombre de depresión sonriente.
Cuidado con estos comportamientos

A pesar de intentar esconder todas esas emociones, muchas veces es inevitable y hay ciertos signos que demuestran que algo no está bien.

Ferran Marsà Sambola, profesor colaborador de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, señala que hay estudios que sostienen que las personas que experimentan una depresión sonriente suelen tener más apetito, dormir en exceso y tener una mayor sensación de pesadez en brazos y piernas, así como rechazo a las críticas de las personas de su entorno.

Además, en muchas ocasiones, dejan de sentir interés por cosas que antes les apasionaban y de relacionarse con su entorno, para evitar exponerse lo mínimo a los demás y que no puedan indagar.

Ante cualquier posible signo de depresión, es recomendable hablar con la persona, pero siempre desde el respeto, mostrándole apoyo y preocupación, nunca colocándose en una posición de superioridad.

La influencia de las redes sociales

Las redes sociales son una de las causas fundamentales por las que cada vez hay más personas con trastornos mentales.

Enric Soler, psicólogo Relacional y Tutor de los Estudios de Psicología de la UOC, expone que se nos exige ser felices, y que por el contrario, no en todos momentos de la vida se puede serlo; además de que existen trastornos de salud mental que impiden que una persona pueda conectar con una felicidad mínima. “Son trastornos asociados a un desequilibrio en los niveles de neurotransmisores“.

La tendencia a querer mostrar que todo lo que gira alrededor de uno mismo es perfecto, magnificando y enalteciendo esa parte exitosa, provoca que cuando alguien compara su vida con la supuesta vida de los demás, se sienta confundida y triste. Sin embargo, todo esto suele ser una máscara, una doble realidad.

El experto también añade que hay que prestar atención a cómo se siente uno mismo, y a darse permiso como ser humano a aceptar, que si en algún momento tenemos un problema de salud mental, podamos asumirlo con normalidad, desestigmatizando la salud mental.

Follow Us on Social

Most Read