Con la participación de 23 restaurantes, expositores de Tlaxcala, Guerrero y Michoacán, productores locales para ventas a granel y artesanos,

la Alcaldesa Judith Vanegas Tapia, y el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Marti Batres, inauguraron la 45 edición de la Feria Nacional del Mole de San Pedro Atocpan 2022, suspendida dos años por la pandemia de COVID 19.
Al agradecer la presencia de tres secretarios de gobierno y de la representante de la titular de Turismo de la Ciudad, dijo que Milpa Alta vive de lo que produce y “nosotros necesitamos apuntalar la economía, que es circular”, y la cual se vio afectada severamente con la pandemia.
Acompañada del Comité Organizador, de los coordinadores territoriales y de la estructura de su administración, mencionó que con el apoyo del gobierno federal se busca que este producto cumpla con las normas oficiales para que pueda salir del país y con ello apoyar, aún más, la economía de los habitantes de esta alcaldía.
“San Pedro Atocpan significa mucho”, remarcó Vanegas Tapia al agradecer a todos los productores y artesanos de Milpa Alta y resaltar la presencia de doña Herlinda Olivos Ramírez, cocinera tradicional de 87 años, quien como molera sacó adelante a seis hijos profesionistas.
En su oportunidad, el representante de la doctora Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX, Batres Guadarrama destacó que esta actividad tiene que ver con la reactivación económica, “porque la pandemia le pegó durísimo a la economía de la capital del país”.
“Tuvimos mucho tiempo de confinamiento y todas estas actividades se detuvieron, se paralizaron, al quedar inmóvil la economía, esto afectó empleos, trabajo, ingresos y generó problemas sociales, también”, apuntó el secretario de Gobierno.
Por eso, dijo que le daba mucho gusto que se celebre de nuevo la Feria del Mole, se haga con todas sus características y convoque a mucha gente, “yo voy a ayudarles a difundirla por todas nuestras redes sociales, personales, institucionales y familiares, para que todos sepan que este año se está haciendo esta festividad”.
Ante visitantes, vecinos y vecinas de los 12 pueblos de esta demarcación, señaló que el confinamiento se acabó, aunque, admitió, “todavía sigue una colita de la pandemia, pero la vamos a resolver, ya estamos vacunando a los niños más pequeños, con la idea de que todo vuelva al funcionamiento económico y social”.
También, dio a conocer que canceló tres eventos para asistir a San Pedro Atocpan, “le dije a mi esposa que me acompañara, porque además de todo nos gusta mucho el mole, comemos mucho pollo con mole, pierna y muslo, así es que no podíamos perdernos la visita”.
Venir a Milpa Alta, agregó, “nos recuerda que la Ciudad de México es mitad campo y mitad urbe, me da mucho gusto como la gente de aquí defiende con mucho coraje su historia, la propiedad social sobre la tierra, los usos agrícolas, la productividad y su identidad”.
En la inauguración estuvieron presentes los secretarios de Desarrollo Económico, Fadlala Akabani, y la titular de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes, Laura Ita Andehui Ruiz, así como Alejandra Jauregui, en representación de la secretaria de turismo de la Ciudad de México, Nathalie Desplas, y el presidente de la Feria, Mauricio Gutiérrez Cabello.
A la altura del kilómetro 17.5 de la carretera Xochimilco-Oaxtepec, en un área de exposición de 70 mil metros cuadrados, se lleva a cabo esta fiesta gastronómica, que concluye el 23 de octubre, la cual se realiza con las medidas sanitarias vigentes como son el uso del cubrebocas y/o careta y de gel antibacterial.
Los visitantes podrán comer deliciosos platillos elaborados con esta delicia culinaria y darle gusto al paladar con los sazones de cada uno de los restaurantes que participan en esta actividad: mole almendrado con guajolote o pollo, rojo, verde, de piñón y de frutas, acompañado de arroz, tortillas elaboradas a mano y con pulque artesanal de la región.

Follow Us on Social

Most Read