CDMX, 21 de noviembre 2022: Tras la Conferencia Política de Acción Conservadora que se llevó a cabo en un hotel de la

CDMX; la jefa de Gobierno condenó el fascismo y sus expresiones

Luego de que el pasado fin de semana se llevó a cabo la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), la cual reunió a grupos de extrema derecha en un solo lugar, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, cuestionó quién trajo a la ultraderecha a México.

Durante una conferencia de prensa, este lunes 21 de noviembre la mandataria local condenó el fascismo y atribuyó al Partido Acción Nacional (PAN) el arribo de grupos de la derecha radical al país, tras la reunión que militantes del blanquiazul sostuvieron en 2021 con el dirigente del partido ultraconservador español, Vox.

A pregunta expresa sobre su opinión con respecto a la CPAC, en donde participó el actor Eduardo Varástegui como representante de dicha organización ante México, Sheinbaum se lanzó en contra el fascismo.

“El fascismo es atroz, lo único que lleva el fascismo son atrocidades que tienen que ver con la discriminación llevada al último nivel, que es el aniquilamiento o la desaparición forzada por parte del Estado o, en su caso, al odio hacia las mujeres”, expresó la jefa de Gobierno.

La ex delegada de Tlalpan explicó que dichas organizaciones también perpetúan la violencia en contra de las mujeres: “Oí argumentos, por ejemplo, que decían que es falso que las mujeres ganen menos que los hombres en una empresa, que si eso fuera cierto, habría mayoría de mujeres en una empresa; argumentos que ni son religiosos ni son científicos, son de odio; porque la religión te lleva a amar al prójimo y la ciencia te lleva a conocer la verdad de lo que ocurre en la naturaleza”.

“Lo que representan es odio, lo único que defienden es a ellos mismos, a su grupo étnico, a su mismo pensamiento. Están en contra de la democracia, están en contra de las libertades. Lo que defienden es el odio, la discriminación y la atrocidad, que es lo que representa el fascismo”

Recalcó que no está de acuerdo con dichas posturas, pero que se debe observar qué grupos en México están relacionados. “Lo que hay que ver es quién trajo a estos grupos también, porque quien se reunió con Vox, el partido de ultraderecha español, aquí en la Ciudad de México fue el PAN, el PAN lo trajo, entonces hay que ver con quien se vinculan estos grupos”.

La aspirante a ser presidenta de México aseveró que en la capital del país hay libertad de expresión, pero no por ello no se deben condenar ciertas expresiones. “Ya vivió América Latina regímenes fascistas y no queremos que eso regrese nunca más”, reflexionó.

Sobre si la mandataria capitalina considera que se llegue a fraguar un partido de ultraderecha en México o en la capital, explicó que no porque “la ciudad es progresista, es liberal. Puede haber acuerdo en una u otra manera de hacer política, pero es muy poca la gente en la Ciudad de México que defiende a estos grupos”.

Sin embargo, enfatizó en que de debe poner atención en quién está “asociado a estos grupos, para que la gente tome la decisión de a quién apoya, a quien no apoya”.

Por su parte, hace unos días se llevó a cabo en la ciudad un concierto bajo la ideología de la extrema derecha, por lo que el salón de eventos donde se gestó fue clausurado por las autoridades locales.

Frente al caso, el secretario de Gobierno capitalino, Martí Batres Guadarrama, también señaló que dichas expresiones comenzaron luego de que el PAN suscribió la Carta Madrid con Vox. Dicho documento, firmado por el coordinador de PAN en el Senado, Julen Rementería, tiene por compromiso frenar el avance del comunismo en el mundo.

Follow Us on Social

Most Read