INVESTIGACIÓN ESPECIAL 

 (I DE II PARTES)

La central obrera considerada la más grande del país, arriba a sus 84 años, con ingresos millonarios de sus organizaciones sindicales adheridas, cuyos recursos pasan por las manos de la hija del secretario general, Carlos Aceves del Olmo, desde las rentas que pagan en una especie de condómino las diferentes secretarias y subsecretarias que ocupan oficinas en el edificio de Vallarta 8, calculadas en más de 300 mil pesos mensuales, en tanto que cada una de las federaciones estatales envían aportaciones promedio de 300 mil pesos mensuales, considerando que son 31 a nivel nacional.
Para el próximo 84 Aniversario y la celebración del Consejo Nacional Extraordinario, el próximo 23 de febrero, la dirigencia de la CTM, encabezada por Carlos Aceves del Olmo determinó pasar “la charola” a todos los sindicatos de industria y empresa y a las 31 Federaciones Estatales, en un ya “basta” de que no cooperen para la causa de la central obrera, porque es para sufragar los gastos de los eventos y para eso la cuota fijada fue de 50 mil pesos por cabeza, que según cálculos llegarán a más de 3 millones de pesos. Además de que cada sindicato debe llevar un contingente de 250 personas para el evento.
De acuerdo a una investigación realizada desde hace dos años y apoyada por información de fuentes acreditas de trabajadores cetemistas, -que pidieron el anonimato-, arroja que este control financiero incluye que cada secretaria paga 10 mil pesos en promedio por ocupar una oficina, desde el séptimo piso donde se encuentra el Sindicato del Transporte “Fernando Amilpa”, cuyo secretario general es Luis Elías Meza, que maneja la mayoría del transporte de pasajeros, el Sindicato Nacional de Trabajadores Permisionarios del Transporte, que lidera Cuauhtémoc Plascencia, así como la Secretaría de Atención a Grupos Marginados, a cargo de Leobardo Soto Martínez y una oficina exclusiva para Alfonso Aceves del Olmo, hermano del dirigente de la CTM, todos están obligados a reportar el pago mensualmente. Excepto lo que forman parte del nepotismo que impera en la central obrera.
Asimismo, en el sexto piso pagan renta el Sindicato Nacional de la Industria Automotriz “Chrysler”, que encabeza Hugo Díaz, quien tiene como costumbre regalar camionetas último modelo a los dirigentes en turno, primero a Joaquín Gamboa Pascoe y ahora a Carlos Aceves del Olmo, quien en su momento al fallecimiento del primero, se afanó en buscar colocarse en la “silla” cetemista, nada más que Aceves del Olmo, llegó por estatutos, siendo Secretario General de la Federación de Trabajadores del Distrito Federal (FTDF), en ese nivel están también la Secretaría de Comunicación Social, a cargo de Patricio Flores Sandoval, también líder del Sindicato de Artistas Trabajadores de Televisión y Radio (SITATYR), y Secretario de Comunicación Social, al lado fue habilitada una oficina de lujo para René Castillo Aceves, nieto de Carlos Aceves del Olmo, nombrado Secretario de Innovación e Investigación de la CTM, sin tener trayectoria en el Comité Nacional. También ocupa en ese piso la oficina de Acción Juvenil, Leobardo Soto, (hijo de Leobardo Soto Martínez), que también paga cuotas.
Para el quinto piso, se encuentran el Sindicato de Trabajadores Harineros y de Panificación (Bimbo), cuyo secretario general Gerardo Cortés García, también es Secretario Auxiliar adscrito a la Secretaría General de la CTM, la Comisión Nacional de Contraloría y Justicia, que encabeza Jesús Pliego Calva, quien tiene prolongadas ausencias y sólo acude a algunos plenos de trabajo, siempre moviéndose en la opacidad, así como la Sección XV , a cargo de Alfonso, Marco Antonio y Joaquín Aceves del Olmo, hermanos de Carlos Aceves del Olmo, quienes manejan los negocios de la industria automotriz de las armadoras de Guanajuato, Puebla y Querétaro, se encargan de los contratos millonarios como los de Honda y Mazda, entre otros.
Ese piso lo conforman también el Departamento Jurídico y la Secretaría de Acción Femenil, cuya secretaria general es Gloria Carrillo, también lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de Tablajeros de la Carne, quien se entronizó a la muerte del líder Manuel Álvarez, perfilada como candidata a diputada por el PRI, pero no le alcanzó la votación.
En el cuarto piso, en el ala Sur está la Secretaría de Relaciones Exteriores, a cargo de Graciela Larios, siendo el subsecretario Salvador Medina, ligado a la corriente “fidelista” de los pocos que sobreviven en la CTM, quien incluso fue secretario de audiencias del extinto líder histórico Fidel Velázquez y que está de manera permanente en esa secretaría, este integrante de la CTM es conocido como el “cajón más rápido”, porque cuentan dirigentes sindicales que cuando era el secretario de audiencias de Don Fidel Velázquez, él llevaba la lista de quienes lo visitaban y por lo tanto su ingreso dependía del recurso que pusieran en ese cajón. Hoy es uno de los más asiduos representantes ante la Organización Internacional del Trabajo, en Ginebra, Suiza, a donde acude cada año.
En ese piso está también la Secretaría de Cultura, a cargo de Armando Báez, dirigente del Sindicato de Ejecutantes de la Música y ligado al Sindicato de Músicos del DF, además de la Secretaría de Agricultura, a cargo de Diego Aguilar, quien representa a los trabajadores del campo y ya en algunas entidades enfrente problemas por los “contratos de protección” que maneja con las empresas de este ramo.
Ahí mismo, está la Secretaría de Educación, cuyo secretario general es el yucateco, Luis Alberto Echeverría Navarro, quien tiene a su cargo las tareas educativas en todo el país, y la capacitación de los trabajadores en lo sindical, político y la formación de nuevos liderazgos entre los jóvenes del país en general.
En el ala norte del cuarto piso está el Sindicato Nacional de Trabajadores de Instituciones Financieras, Bancarias y Aseguradoras (SINATIFBANC), que lidera Leopoldo Gutiérrez Villaseñor, quien ha creado un “cacicazgo” de más de 20 años al frente de este sector, que se ha impuesto en constantes reelecciones a espaldas de los más de cerca de 15 mil trabajadores de estos sectores, cuyas condiciones de trabajo no son del todo buenas, sin embargo, cada consejo, asamblea ó congreso lo realiza con sus delegados y allegados en el puerto de Cancún, Quintana Roo, todo con cargo a las arcas de los bancos, fInancieras y aseguradoras.
Este secretario general del SINATIFBANC, también forma parte de la representación obrera que viaja a Ginebra, Suiza, a la reunión anual de la OIT, con estancia de más de 20 días y que también como subsecretario de Relaciones Internacionales gusta del “turismo obrero” porque los resultados de su estancia en ese país sólo ellos lo saben, porque los trabajadores ignoran que están representados en aquellos organismos internacionales. Los viajes son costeados por las financieras y bancos con las que detentan contratos laborales y hasta de “protección”.
Las fuentes cetemistas, revelan que en ese piso está la oficina del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero Metalúrgica que encabeza Javier Villarreal, quien también es secretario general de la Federación de Trabajadores de Sonora-CTM, quien acude sólo cuando hay eventos o plenos importantes, siendo una de las federaciones más activas en esa entidad, es también subsecretario del Trabajo dentro de la estructura de la CTM. Ahí mismo, está la oficina que ocupa el Sindicato Nacional Revolucionario de Trabajadores Transportistas, Mano de Obra, Similares y Conexos de la República Mexicana, que encabeza Juan Carlos Flores Flores, también subsecretario del Transporte, quien a nivel nacional,siendo uno de los que participa con presencia constante en la CTM.
En este nivel se encuentra también la Secretaría del Trabajo, a cargo de José Luis Carazo, además de ser representante ante el IMSS por el sector obrero, teniendo participación en el sector minero metalúrgico, con una participación discreta y desligado un tanto de los grupos conformados al interior del Comité Nacional, participa poco en los plenos por su misma actividad en el IMSS.
Las rentas en “condominio” también las pagan en ese edificio de Vallarta 8, en el ala sur, la Secretaría de Finanzas, a cargo de Armando Neyra Chávez, quien ocupa esta cartera dentro del Comité Nacional, pero ahora ya como figura “decorativa” porque sus funciones ahora las controla la hija del líder de la CTM, Leticia Aceves Nieto, conocida como “Lady Billetes”, siendo uno de los sacrificados en esta gestión de Carlos Aceves del Olmo, quien de acuerdo a sus allegados ha provocado profundo malestar entre líderes de sindicatos de industria y empresa, porque ha quedado relegado pese a que tiene una fuerte representación como Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Embotelladora, como son las grandes refresqueras, aguas, jugos y todo lo relacionado y como Secretario General de la Federación de Trabajadores del Estado de México-CTM, siendo su “coto” de poder el Estado de México.
En este nivel, se encuentra la oficina del exdiputado Pedro Alberto Salazar, Secretario de Organización de la CTM, quien ha ocupado puestos de representación popular y sindical, encargado de todos los eventos y actos en la central obrera, pero que en los últimos meses ha sido relevado de estas funciones porque ahora todo está bajo control de Leticia Aceves Nieto, quien da las órdenes y se encarga de la logística quien ha impuesto su mandato por el hecho de ser hija del líder a quienes todos le reportan lo que sucede en la CTM, y quien lleva la agenda de su padre Aceves del Olmo y así lo hacen del conocimiento las secretarias “Paty” y Gaby” quienes todo reportan a “Lady Billetes”
La parte norte del edificio la ocupa una oficina la Secretaría de Acción Política, que detenta Juan Carlos Velasco, también ex Secretario General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cargo que había correspondido al sector obrero desde la conducción del extinto Fidel Velázquez, pero la Cuarta Transformación la suspendió. quien también es secretario general del Sindicato del Transporte y Construcción, siendo integrante del Comité Nacional, ha conformado un “grupo de poder” al interior de la CTM, allegado a Leticia Aceves Nieto “Lady Billetes” y cerrando el círculo Fernando Salgado, actual Secretario de Acción Política, quienes son los que toman las decisiones y allegados a Aceves del Olmo.
Incluso en el medio sindical y entre los trabajadores de la CTM, se comenta que Fernando Salgado Delgado, quien ocupa la oficina al lado de Juan Carlos Velasco, en el ala norte en el tercer piso, es proyectado como “..el próximo sucesor de Carlos Aceves del Olmo”, considerado por su trayectoria desde muy joven en la central obrera, ocupó una diputación federal a los 20 años, ha sido varias veces legislador y ahora cierra el círculo de poder, que manejaba el transporte de la CTM, en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que generó fuertes ganancias para la central obrera, excluyendo a otros sindicatos, pese a que el líder Aceves del Olmo, había señalado que “..la CTM estaría en el nuevo aeropuerto”, sin embargo, esto no ha sucedido.
En el segundo piso, está el despacho del dirigente Carlos Aceves del Olmo, y la oficina adjunta de su hija, en el ala sur, en tanto que el auditorio “Vicente Lombardo Toledano”, se encuentra en el ala sur, donde se realizan reuniones, asambleas y plenos, en tanto que en la Planta Principal, en el ala sur se ubica la oficina de la Secretaría de Bienestar Social y Ecología, que encabeza Abelardo Carrillo Zavala, quien fue otro de los que lo alcanzó la operación “limpieza”, porque fue bajado de la Dirección Sectorial de los Trabajadores en el Infonavit y quien ahora asiste poco a su oficina, la mayor parte del tiempo la pasa en su natal Campeche, donde tiene negocios y residencia, está cómo Secretario General Sustituto de la CTM, en el sexto lugar.
Junto al edificio de Vallarta 8, se encuentra el anexo de la CTM, donde también pagan renta las oficinas, ocupadas principalmente por el Sindicato de Trabajadores de la Industria Textil “Francisco Villa”, que encabeza Mario Sánchez Mondragón, quien maneja este “coto” de poder en el ramo y que es uno de los dirigentes más “protagonistas” para llamar la atención de Aceves del Olmo, aunque es considerado en el grupo cetemista como de “menor rango” porque no tiene el peso específico en la toma de decisiones.

Follow Us on Social

Most Read