Jesús Sesma Suárez


Con el fin de evitar que la ciudad se contamine aún más con la muerte de animales abandonados en la vía pública,  es necesario crear fosas para animales y para crear una cultura de tenencia responsable de mascotas.


Se estima que hay más de 120 mil perros que viven en la calle, los cuales cuando mueren sus cadáveres quedan expuestos a la intemperie en calles, barrancas y basureros, lo que puede propiciar un problema de salud pública.
El coordinador de la diputación ecologista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Jesús Sesma Suárez, señala que esta reforma a la Ley de Protección a los animales del Distrito Federal, será benéfica a la ciudadanía.
Por ello, los diputados del Partido Verde presentaron una iniciativa en materia de acopio, traslado y disposición final de cadáveres de animales con el objeto de constituir una fosa específica para su depósito.
Dijo que se busca crear una cultura de tenencia responsable de mascotas, para que los dueños de perros y gatos también los depositen en este espacio cuando fallezcan, sin riesgo de ser un factor contaminante y de enfermedades.  
En la ciudad actualmente habitan cerca de un millón 200 mil perros y cuando son llevados a un Centro Antirrábico por encontrarse en la vía pública, sólo uno de cada 10 animales es reclamado por sus propietarios.
El legislador señaló que algunas entidades como San Luis Potosí, Jalisco, Puebla y Tamaulipas ya contemplan en sus leyes sólo el acopio de cuerpos de animales muertos, por lo que de aprobarse esta reforma, la Ciudad de México se ubicará a la vanguardia nacional.

 

Follow Us on Social

Most Read