La  política económica del gobierno nos ubica en una dramática crisis que nos puede llevar a retroceder al menos diez años en el desarrollo alcanzado. La emergencia sanitaria por el covid-19 no ha hecho más que exacerbar el panorama, obligando al gobierno federal a buscar recursos hasta por debajo de las piedras.

Durante muchos años, los trabajadores mexicanos han tenido que enfrentarse a un sistema de pensiones desigual, cargado de dudas más que de certezas y que, en el mejor de los casos, les concedía una pensión promedio de apenas 30% del sueldo que percibían al momento de retirarse. Un verdadero insulto.

En medio de la peor pandemia y crisis económica que haya conocido México, la distracción desde el mismo corazón político de México, para seguir dividiendo y polarizando a un país que le urge unidad

Page 1 of 4