Colors: Red Color

No hay pecado en el error, sino en el ánimo de ignorarlo. Tal y como lo expresara Cicerón en sus Filípicas,  "Cuiusvis hominis est errar: nullius nisi insipientis, in errore perseverare", lo que podría traducirse como "errar es propio de cualquier hombre, pero sólo del ignorante perseverar en el error". Así,

La incapacidad para reconocer la propia falibilidad, de establecer con el interlocutor un diálogo abierto y receptivo, de acercarnos a la verdad mediante el debate racional y la disertación objetiva, es a menudo la fórmula de la  ignorancia, el estigma de la inepcia, la inconfundible huella del conformismo y la mediocridad. El simplismo es al ignaro lo que la luz a la inteligencia.

Muchos son los deshonrosos calificativos que en su singular torpeza y reiterado desacierto ha logrado cosechar nuestro inquilino de Palacio; su estupidez polifacética, su ignorancia pluridimensional y su torpeza multiforme,

Cabe preguntarse la suerte de efugios, falsedades, mecanismos manipulativos, embelesamientos ideológicos y subterfugios políticos que sostienen la imbatible popularidad del partido político hegemónico que, de acuerdo con 

La ideología, ese sistema de ideas y de conceptos fundamentales que convertidos en verdades inmutables por un individuo o una colectividad caracterizan su visión del mundo, puede a menudo desvincularse de la realidad, escalar a través de la abstracción y de la atemporalidad hasta los linderos de la utopía.