Colors: Red Color

El reciente viaje que hizo el hijo de nuestro inquilino de Palacio a las montañas nevadas de Aspen Colorado, no es reprochable en sí mismo, más aun cuando el dispendio y el ostentoso derroche monetario, fue sufragado con los recursos... de este exitoso empresario que, haciendo gala de

Como en un viejo circo de pueblo, grisáceo y polvoriento, donde el famélico león se duerme frente al domador, el payaso causa lástima, y el presentador con su viejo saco 

Ni el más mínimo atisbo de racionalidad, ni la más insignificante chispa de ingenio parecieran asomar en los desiertos de su ignorancia; atrapado en su fofa retórica, en su inflexible e inalterado discurso, nuestro inquilino de Palacio se aferra a sus despropósitos, a los despojos inservibles de

Nada más repulsivo que el manto de inmaculada virtud con el que suelen cubrirse los mentirosos y los hipócritas; caracteres impotentes incapaces de virtud,  amos del fingimiento provechoso, comediantes impúdicos del ocultamiento y el descaro. 

No hay persona más abyecta que la que medra a la sombra del poder, siempre atenta a la oportunidad, siempre servil y rastrera; prolija en el halago, ferviente en el elogio, desmedida en la alabanza.