En redes sociales circula video del Papa Francisco sobre cuatro defectos del periodismo en el mundo, que seguramente muchos medios no quieren ni ver, mucho menos reproducirlo.

Desde una hormiga hasta un elefante, aves, felinos, peces, todos los animales, terrestres, marinos y aéreos, han demostrado que el Coronavirus les hace los mandados. Ninguno se ha contagiado. Las mascotas, los animales domésticos, los perros, los gatos, los canarios y otras especies caseras, también son inmunes. Quizás los que han visto disminuidos sus paseos con sus dueños y con más tiempo en confinamiento, no se han escapado del estrés, pero ninguno con riesgo de perder la vida.

En la Ciudad de México hay un palacio que tiene más de cien años de vida y no se ha hundido un solo centímetro, como deberían ser las economías de todos los países, una prueba de hundimientos. Se trata del Palacio Postal, ubicado en la esquina de la calle de Tacuba y el Eje Central Lázaro Cárdenas, en el Centro Histórico, sede del servicio de correos desde la época de Porfirio Díaz.

La mentira en ningún ámbito debe ser aceptada y mucho menos para lastimar a una persona o a una sociedad. Lo hecho por las cadenas de televisión estadounidenses, de cortar el mensaje del presidente Donald Trump, dejar de transmitirlo, al considerar que sus palabras no correspondían a la realidad, marca precedente, para los medios en general.